Dispensador automático de escritorio o pared, para jabón, alcohol y gel anti bacterial. Libérate del contacto físico y reduce el contagio, evita que manos y zapatos sucios tengan contacto con tu dispensador. No necesitas activar con pedal, solo acerca tu mano y recibe una dosis de limpieza y frescura que impide que bacterias y virus se propaguen.